lunes, 13 de marzo de 2017

Asociacionismo en sanidad, un futuro por conquistar - DiarioMedico.com

Asociacionismo en sanidad, un futuro por conquistar - DiarioMedico.com



OPINIÓN. IGNACIO MUÑOZ PIDAL

Asociacionismo en sanidad, un futuro por conquistar

Las asociaciones que trabajan para los pacietnes deben lograr se un actor determinante en las políticas de salud.
Ignacio Muñoz Pidal. Presidente de la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC)   |  13/03/2017 00:00
 
 

El movimiento asociativo ha impulsado la movilización social para la conquista de derechos y de espacios de coparticipación en políticas sociales. El asociacionismo en el sector social ha demostrado su eficacia y a día de hoy, vertebrado y reconocido, forma parte de los espacios consultivos al más alto nivel, habiendo adquirido una importante capacidad de influencia. Éste es el espejo en el que debemos mirarnos para que las asociaciones que trabajamos con y para las personas que padecen alguna enfermedad logremos ser un actor determinante en las políticas de salud de nuestro país.
La Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) nació hace 64 años con el objetivo de corregir una situación deficitaria. Su singularidad radica en que desde el primer momento entendió que, además de defender al paciente, eje y centro de su actividad, había que luchar contra la enfermedad y proteger a toda la sociedad, de ahí su compromiso también con la prevención y la investigación.
Creemos firmemente que para llegar más lejos hay que unir fuerzas con otras entidades comprometidas para mejorar la vida de las personas. Por eso, impulsamos el trabajo colaborativo con la creación de alianzas, foros, plataformas y estableciendo acuerdos que consoliden este compromiso con las personas y su salud.
El universo de las asociaciones en el ámbito sanitarios es complejo y variado. Todavía necesitado de una vertebración consolidada, de capacitación y de toma de conciencia de la fortaleza que supone la unión, los pasos dados por las entidades de pacientes van orientados a alcanzar ese protagonismo que les permita coparticipar en la toma de decisiones de políticas y estrategias de salud. Vernos en el espejo del sector social un buen ejercicio para alcanzar sus mismos logros.