martes, 7 de marzo de 2017

Dudas sobre cómo estratificar al paciente crónico - DiarioMedico.com

Dudas sobre cómo estratificar al paciente crónico - DiarioMedico.com



EXPERTOS ABOGAN POR INCLUIR INDICADORES SOCIOSANITARIOS

Dudas sobre cómo estratificar al paciente crónico

Expertos, reunidos en el IX Congreso Nacional de Atención al Paciente Crónico, se muestran de acuerdo en incluir aspectos sociales en la estratificación del crónico.
Covadonga Díaz. Oviedo.   |  07/03/2017 11:19


Mario Margolles, Covadonga Monte, Pedro Abad y Alba Riesgo
Mario Margolles, Covadonga Monte, Pedro Abad y Alba Riesgo, en el Congreso de Atención al Paciente Crónico, en Oviedo. ()
La necesidad de estratificación de la población en función de su condición y riesgo de descompensación parece generar bastantes apoyos. Sin embargo, las dudas surgen a la hora de determinar las herramientas de estratificación y los indicadores que deben ser incluidos en el proceso. Los expertos plantean la necesidad de tener en cuenta elementos de tipo social, si bien reconocen dificultad para su evaluación.
Así se ha puesto de manifiesto en una mesa redonda sobre estratificación organizada en el marco del IX Congreso Nacional de Atención al Paciente Crónico, celebrado en Oviedo. Mario Margolles, coordinador de Área Sanitaria Especial de la Consejería de Sanidad de Asturias, que ha actuado como moderador de la mesa, junto con Antonio Zapatero, presidente de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI) y especialista del Hospital Universitario de Fuenlabrada, ha señalado que "está claro que no podemos seguir actuando como lo hemos hecho hasta ahora; las respuestas deben ser diferente porque las necesidades también lo son".
A partir de aquí las posturas son variadas. "Hay quien piensa que hay que centrarse en la prevención y la promoción de las salud, quien aboga por esperar a ver qué sucede y tratar de evitar complicaciones y quien apuesta por centrarse en quienes más tratamiento necesitan".
La cuestión a debate es como clasificar a la población para su estratificación, "actuando de la manera más eficaz en términos económicos y de reducción de las complicaciones y la morbilidad", ha indicado Margolles.
Los expertos parecen estar bastante de acuerdo en que en la estratificación es necesario tener en cuenta indicadores de tipo social, aunque no está tan claro que determinantes deben ser evaluados ni como hacerlo. Así lo han señalado Pedro Abad, presidente del comité científico del congreso y especialista del servicio de medicina interna del Hospital del Oriente de Asturias, y Covadonga Monte, especialista en medicina familiar y comunitaria del Centro de Salud El Cristo, en Oviedo, y presidenta del comité científico. "Está claro que en los determinantes de salud alguna pincelada sociosanitaria tiene que haber", ha señalado Tomé. En la misma línea se ha manifestado Alba Riesgo, especialista en medicina familiar y directora del Hospital Valle del Nalón, quien destaca la importancia "del código postal, por ejemplo, cuando se presenta un ictus".
Pedro Abad insistió en que "hoy en día el tratamiento de una enfermedad no debe ser solo la medicación, es llegar al convencimiento de que lo primero es prevenirla y, si se produce, tratarla previniendo las agudizaciones y las complicaciones, teniendo en cuenta el ámbito socio-familiar y trabajando todos los profesionales involucrados, en la misma dirección".
En el congreso se puso de relieve que casi 20 millones de personas padecen en España una enfermedad crónica, cifra que irá en aumento debido al envejecimiento poblacional. Actualmente un 80 por ciento de las consultas de atención primaria y el 60 pro ciento de los ingresos hospitalarios se deben a estas patologías, "lo que supone que estos pacientes copan el 70 por ciento del gasto sanitario", ha señalado Covadonga Monte.
En la misma línea Antonio Zapatero ha indicado que "cuando un paciente con una o más enfermedades crónicas presenta una reagudización de sus cronicidades la respuesta de los sistemas es ofrecer unos servicios hospitalarios desproporcionados y costosos, además de muy desiguales".
Salvador Tranche, presidente de la Sociedad Española de Medicina Familiar y Comunitaria, se refirió en el congreso a otra desproporción en relación con el presupuesto que recibe la atención primaria, con "el 14,6 por ciento del gasto en sanidad".
Las nuevas tecnologías y, en particular, la historia clínica electrónica constituyen una herramienta clave para mejorar las estrategias de abordaje de la cronicidad, según se ha puesto de relieve en el congreso, a través de nuevos modelos organizativos que den más valor a la coordinación asistencial y aseguren la promisión de servicios integrados.

Pedro Abad ha destacado la importancia de que, por ejemplo, en el caso de Asturias todos los hospitales se vayan a incorporar en el segundo semestre de 2017, si se cumplen las previsiones, a la receta electrónica, que ya es una realidad consolidada en Atención Primaria. "La disposición de la historia unificada de salud, de modo que todos, tanto en primaria como en especializada, podemos tener acceso a toda la información sanitaria del paciente, tratamientos que está recibiendo, informes de alta, resultados de pruebas y procedimientos...está suponiendo un paso fundamental en la mejora de la atención al paciente crónico".