jueves, 16 de marzo de 2017

EEUU: Posible recorte del 18% en salud - DiarioMedico.com

EEUU: Posible recorte del 18% en salud - DiarioMedico.com



PREVISIÓN DE LA OFICINA PRESUPUESTARIA

EEUU: Posible recorte del 18% en salud

El documento de gasto que ha publicado este jueves la Oficina de Presupuestos del Gobierno de Estados Unidos planea un recorte del 18 por ciento en el programa de salud y sanidad. Los Institutos Nacionales de la Salud (NIH) perderían casi un 20% de sus fondos actuales.
José A. Plaza   |  16/03/2017 14:18



Donald Trump

Donald Trump, presidente de Estados Unidos, en una de sus últimas comparecencias televisadas desde la Casa Blanca. (Archivo)
La Oficina de Presupuestos del Gobierno de Estados Unidos ha hecho público este jueves un documento de gasto que contempla recortes de casi el 20 por ciento en salud y política sanitaria por parte de la Administración presidida por Donald Trump.
En concreto, el Departamento de Salud perdería un 18 por ciento de su presupuesto actual, pasando de los más de 78.000 millones de euros que tiene ahora a poco más de 64.000. Los Institutos Nacionales de la Salud (NIH) sufrirían un recorte de casi el 20 por ciento, quedando su presupuesto en menos de 23.000 millones de euros (actualmente dispone de algo más de 28.000 millones).
Tal y como explica el Washington Post, el documento presentado este jueves por la Oficina Presupuestaria sólo da algunas pistas de cómo quiere gastar el dinero el Gobierno estadounidense, y sólo se refiere al 30 por ciento del total presupuestario del país, el llamado gasto discrecional.
El citado medio también concreta que los recortes excluyen los dos principales programas sanitarios de Estados Unidos, Medicare y Medicaid, destinados a la cobertura de ancianos y población desfavorecida. La reforma sanitaria de Trump prevé recortes en el número de beneficiariio de seguros en Medicaid.
La Administración Trump, por contra, aumentará el presupuesto en ciertas partidas destinadas a la salud, como la dirigida a controlar el consumo de ciertos fármacos (como los opioides). También prevé crear un fondo específico para manejar posibles brotes y epidenmias sanitarias.
Una de las primeras reacciones de la comunidad médica ha llegado hoy por parte de Kenneth C. Anderson, del Instituto Oncológico Dana Farber, en Boston, y presidente de la Sociedad Americana de Hematología, que ha criticado las previsiones de recortes: "No es lo que Estados Unidos necesita para mantenerse sano y competitivo".
Los temores también se concretan en el ámbito científico. Como parte de la pérdida presupuestaria del Departamento de Energía (6 por ciento menos), la partida destinada a ciencia perdería también casi un 20 por ciento de su presupuesto, que ahora ronda los 4.500 millones de euros y quedaría por debajo de los 4.000.
Los recortes no sólo llegan en sanidad y ciencia. También afectan a otras partidas sociales; la Agencia de Protección Medioambiental perdería un 31 por ciento de fondos y las partidas par educación casi un 15 por ciento. El presupuesto para Defensa, por contra, crecería un 9 por ciento.