martes, 7 de marzo de 2017

El 28% de la población española cree que el problema de las listas de espera ha empeorado en el último año - Nacional - Elmedicointeractivo.com

El 28% de la población española cree que el problema de las listas de espera ha empeorado en el último año - Nacional - Elmedicointeractivo.com

El Médico Interactivo



El 28% de la población española cree que el problema de las listas de espera ha empeorado en el último año

Aunque el porcentaje ha bajado respecto a los cuatro años anteriores, según se desprende del último Barómetro Sanitario 2016 elaborado por el Ministerio de Sanidad y el CIS






En general, durante los últimos doce meses, el problema de las listas de espera ha empeorado para el 28 por ciento de la población española, no obstante la cifra ha bajado con respecto a los cuatro años anteriores, y en especial respecto a 2014 cuando la cifra marcó un máximo histórico con un 38,9 por ciento de la población con una opinión negativa sobre las listas de espera. Sin embargo, lo habitual es que la mayor parte de la ciudadanía crea que las listas de espera siguen igual, el pasado año un 46,3 por ciento era de esta opinión, un dato muy superior al de los últimos cuatro años (41,16 por ciento de 2012; 39,15 por ciento de 2013; 38 por ciento de 2014; 42,2 por ciento de 2015), aunque aún por debajo del 50,8 por ciento de 2009.
Finalmente, un 8,9 afirma que han mejorado, un dato muy inferior al de diez años antes (24,38 por ciento), e incluso bajo con respecto a 2012 (13,2 por ciento), pero estable si se observan los tres años anteriores (9,46 por ciento de 2013; 7,80 por ciento de 2014; 9,60 por ciento de 2015).
Así se desprenden del último Barómetro Sanitario 2016 elaborado por el Ministerio de Sanidad y el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), que también muestra datos sobre la espera en Atención Primaria y Hospitalaria -en ambos casos, tanto de petición de cita como de espera en consulta-, y de atención en Urgencias.
Así, el Barómetro señala que en Atención Primaria un 60,9 por ciento de estos usuarios aseguró que nunca o casi nunca obtuvo cita con el médico en el centro de salud el mismo día que la necesitaba, frente al nueve por ciento que afirma no tener problemas; por otro lado, un 27,9 por ciento señala que casi nunca tiene problemas para obtener una cita del médico en el mismo día.
De aquellos que tuvieron que esperar para obtener una cita, el 18 por ciento la obtuvo al día siguiente, mientras que un 29 por ciento se la dieron a los dos días y un 16,9 por ciento a los tres días; un 29,5 por ciento entre cuatro y diez días y más de once días tuvo que esperar un 4,8 por ciento.
En consulta de especialista, un 18 por ciento espero quince días desde que pidió la cita hasta que se le atendió; un 18,8 tuvo que esperar un mes, el 17 por ciento dos meses, un quince por ciento tres meses, un 15,9 por ciento entre cuatro y seis meses y un 6,7 por ciento más de seis meses.
En el caso de Urgencias, se ha preguntado por el tiempo que permaneció en el centro hospitalario, así un 35 por ciento afirma que permaneció en urgencias menos de una hora desde que llegó hasta que le enviaron a casa o le pasaron a planta; un 36 por ciento entre una y tres horas; entre tres y seis horas, el 17,9 por ciento; entre seis y doce horas, el 5,8 por ciento; entre 11 y 24 horas, el 1,3 por ciento; y más de 24 horas, un 1,5 por ciento.

Consultas de Atención Primaria

Durante los últimos doce meses, un 72 por ciento de los encuestados ha acudido a la consulta de un médico de cabecera, de ellos el 43 por ciento acudió una o dos veces durante el año, un 24 por ciento fue hasta cuatro veces y un 26 por ciento más de cinco veces, todos en la Sanidad pública; llama la atención que sólo un 4,4 por ciento fue a la Sanidad privada cuando fue al médico de cabecera.
En la última visita, el 78 por ciento afirma que pudo participar en las decisiones sobre su problema de salud y su tratamiento, frente al 20 por ciento que cree que no; un 88 por ciento cree que el médico le dio la oportunidad de hacer preguntas o plantear preocupaciones frente el once por ciento que contestó negativamente; sólo un 19 por ciento tuvo la sensación de que el médico le prestaba menos atención de lo que le hubiera gustado, por estar pendiente del ordenador.
En las visitas de los últimos doce meses un 6,4 por ciento afirma haber sufrido algún tipo de error en la asistencia sanitaria recibida dentro de la consulta de Atención Primaria. Un 46 por ciento ha señalado que el error ha afectado de manera muy grave o bastante grave a su salud, mientras que un 50 por ciento afirma que fue poco o nada grave.
No obstante, el 86 por ciento de los usuarios de la Atención Primaria consideran que la atención recibida fue buena o muy buena. Un 23,7 por ciento de los usuarios manifiesta que fue mejor o mucho mejor que lo esperado y un 7,6 por ciento opina que fue peor o mucho peor.
Un 31 por ciento de la población ha acudido en el último año a un centro sanitario público o privado por alguna urgencia, de ellos un 71 por ciento reconoce haber ido entre una y dos veces; el resto fue más de dos veces siempre a un centro público; mientras que el 8,5 por ciento siempre fue a las Urgencias de un centro privado.
Respecto a quién tomó la decisión de acudir a Urgencias de un hospital público, el 66,4 por ciento fue decisión del paciente frente al 16,5 por ciento que fue por recomendación médica, mientras que un 9,7 fue por indicación del Servicio de Urgencias de AP.
Del 66,4 por ciento que tomo la decisión de ir afirma que fue por decisión propia, un 40,7 por ciento tomó la decisión porque no coincidía con el horario del médico de cabecera; un 35 por ciento pensó que en urgencias del hospital tienen más medios y resuelven mejor el problema; un ocho por ciento porque tenía un problema desde hace tiempo y pensó que en Urgencias se lo iban a solucionar antes; un 5,5 por ciento porque el centro donde pasa consulta su médico o médica de cabecera no tiene Urgencias, y un 2,7 porque estaba fuera de su residencia habitual.
De los que acudieron a Urgencias, un diez por ciento ha afirmado sufrir algún tipo de error en la asistencia sanitaria; de ellos un 66,6 por ciento afirma que el error afectó de una manera muy grave o bastante grave.
Finalmente, en el caso de la consulta del especialista, un 46 por ciento ha acudido a alguna consulta en el último año. Un 57,6 por ciento acudió a la Sanidad pública una o dos veces en el último año, mientras que un 16 por ciento no ha ido al especialista en la Sanidad pública nunca.
En cuanto a los motivos, el 50,9 por ciento fue para una revisión programada por el especialista, mientras que el 29,8 por ciento fue por un problema de salud nuevo. En cuanto a posibles errores, un 6,2 por ciento afirmo haber sufrido algún error; este error afectó de una manera muy grave y bastante grave al 64,4 por ciento.