viernes, 3 de marzo de 2017

Europa revisará con lupa el valor de los nuevos fármacos hospitalarios

Europa revisará con lupa el valor de los nuevos fármacos hospitalarios



Noticias Farmacia

Europa revisará con lupa el valor de los nuevos fármacos hospitalarios

europa revisaraacute

114
El gran éxito del "Informe Cabezón, para un mejor acceso a nuevos medicamentos en la Unión Europea" abre una nueva etapa en la que la propia Comisión Europea podría fijar el verdadero valor de los nuevos fármacos.
A mediados de mayo de 2016 la eurodiputada del PSOE, Soledad Cabezón, encuadrada en el Grupo de la Alianza Progresista de Socialistas y Demócratas en el Parlamento Europeo, informó por primera vez del borrador que estaba promoviendo en la cámara comunitaria, de cara a lograr un mejor acceso de los ciudadanos europeos a la innovación terapéutica, dado el alto precio en el que incurren los nuevos medicamentos. Nueve meses más tarde, la Eurocámara ha aprobado el texto por el que se busca tener en el continente precios más asumibles por los respectivos sistemas sanitarios, junto a un replanteamiento del sistema de patentes.
Junto al nuevo enfoque buscado para el sistema de protección industrial y de fijación de precios, el conocido como “Informe Cabezón”, a tenor del liderazgo personal ejercido por la eurodiputada Soledad, también incide de manera especial en el sistema de investigación farmacéutica.
 
Tras la aprobación del informe por parte de la Comisión de Salud Pública, hace escasas semanas y en resolución no vinculante, hoy el texto ha sido sancionado de forma oficial con 568 votos a favor en el Parlamento Europeo. El largo periodo de maduración del texto ha atendido especialmente a poner en vías de solución la inequidad de acceso a los fármacos que plantea el vigente sistema de patentes, junto a la falta de la necesaria transparencia en las negociaciones que se establecen entre los gobiernos y las farmacéuticas a la hora de fijar las respectivas condiciones de precio y financiación. A ello contribuyó, de forma clara, según la eurodiputada Cabezón, las tensiones que generaron en Europa los altos precios de los nuevos antivirales de acción directa para la curación de la Hepatitis C.
El informe plantea exigir a los miembros de la Industria farmacéutica que desarrollen un nuevo fármaco una memoria económica en el que se concreten los esfuerzos económicos realizados en términos de investigación y desarrollo de cada nueva molécula.
Tras superar 30 votos en contra y 52 abstenciones, el informe para el acceso a los medicamentos en la UE se plantea que sea la Comisión Europea la institución que fije el valor final de los medicamentos en el continente. Se concrete o no esta propuesta, lo cierto es que la jornada de hoy ha sido de gran satisfacción política y personal para la eurodiputada, al ver refrendado su texto por la inmensa mayoría de la Eurocámara. Cabezón entendió que esa unanimidad y consenso ha sido el fruto del interés común de los grupos representados en la institución para lograr un mejor acceso de los ciudadanos europeos a los nuevos medicamentos. En ese sentido, la eurodiputada siempre ha afirmado que el medicamento no puede entenderse como un mero bien de mercado, sino que todo el protagonismo debe ser para el paciente, que no debe padecer barreras a la hora de recibir el tratamiento más indicado para su caso concreto.
En cuanto al “¿y ahora qué?”, la eurodiputada se mostró convencida de que Europa sabrá entender el mensaje que le han dado los pueblos que la componen, de forma que empezará a adoptar medidas diligentemente. Como ejemplo de esa actitud institucional, según informó la política socialista, la Comisión Europea ya estaría trabajando en algunas medidas concretas, recogidas en el informe. Entre ellas estaría el autodotarse de la competencia necesaria para que sea precisamente la comisión, la institución encargada de fijar el valor final de los nuevos medicamentos. Considera la política socialista que dicha comisión puede determinar el valor añadido terapéutico de cada nueva innovación, a través de una valoración objetiva y transparente. Una actividad que se puede complementar con una escala de incentivos que permita compensar a las farmacéuticas cuando investiguen en lagunas terapéuticas con difícil retorno para las inversiones. Estas posibles vías de trabajo ya han recibido una valoración muy positiva por parte del Comisario de Salud y Seguridad Alimentaria, Vytenis Andriukaitis, según afirmación de la eurodiputada.
Pie de foto:    Vytenis Andriukaitis (fuente: Comisión Europea)
Como principio inspirador del documento promovido por Cabezón, y no afectado en lo sustancial por las enmiendas efectuadas por la ENVI, está el retornar lo público a lo social, entendiendo que los ciudadanos no tienen que sufrir ningún tipo de falta de transparencia ni padecer barreras de acceso o medidas limitadoras. Porque, según aseguró la eurodiputada, el informe es un documento global que también incluye aspectos como las resistencias antimicrobiana, la investigación contra el cáncer, los fármacos pediátricos y los medicamentos huérfanos, entre otros aspectos de gran importancia.
Foto superior:  La eurodiputada Soledad Cabezón (PSOE)