sábado, 11 de marzo de 2017

Indemnizada una pareja por tardar dos años en darle un resultado de cribado neonatal - DiarioMedico.com

Indemnizada una pareja por tardar dos años en darle un resultado de cribado neonatal - DiarioMedico.com



RESOLUCIÓN DEL SERGAS

Indemnizada una pareja por tardar dos años en darle un resultado de cribado neonatal

El Sergas indemniza a un matrimonio por el retraso de dos años en darle el resultado de un cribado neonatal de fibrosis quística. La entidad gestora reconoce los daños sufridos, pues la mujer tuvo que interrumpir el embarazo de su segundo hijo al saber que había positivo.
D. Carrasco. Madrid   |  09/03/2017 14:50
 
 

La Consejería de Sanidad ha indemnizado a un matrimonio de Ferrol con 32.000 euros por tardar dos años en comunicar el resultado de un cribado neonatal de fibrosis quística. La madre tuvo que interrumpir su segundo embarazo al enterarse, "dos años más tarde" de que la prueba había dado positivo para dicha enfermedad.
La pareja demandó al Servicio Gallego de Salud (Sergas) por los daños y perjuicios derivados del retraso en la comunicación de una muy grave enfermedad que padecía su hijo recién nacido. Y es que, en enero de 2011, cuando nació su primer hijo quedaron a la espera de los resultados del cribado de metabolopatías. Al parecer por razones técnicas se iba a demorar más que el resto de las pruebas. Lo normal era que el resultado no se retrasara más allá de varios días.
Los padres salieron con su primer hijo del hospital e hicieron vida absolutamente normal, llegando incluso a buscar un segundo, lo que consiguieron quedando embarazada la madre sin sospechar en modo alguno que su primer hijo padeciese dolencia alguna.
A finales de diciembre de 2012, se les comunicó que el resultado de las pruebas metabólicas del cribado neonatal era positivo para fibrosis quística. A partir de ese momento su vida cambió de forma radical. En ese momento la mujer estaba embarazada, por lo que se hizo de forma urgente las pruebas para detección en el feto como posible portador de dicha enfermedad. El resultado fue positivo, motivo por el que la madre se vio obligada a interrumpir el embarazo
La Consejería de Sanidad de Galicia acepta parte de los argumentos de Elvira Blanco Rielo, abogada del bufete Castreje & Co Abogados, que colabora con El Defensor del Paciente, señala que, en enero de 2011, al reconocer no sólo el transcurso de casi dos años para informar a los padres del resultado de las pruebas metabólicas de cribado neonatal sino que tampoco se ofreció explicación plausible por parte del laboratorio de metabolopatías del Sergas de ese retraso. Tanto fue así que la resolución administrativa explica que "la demora en la comunicación de los resultados de la enfermedad que padecía el primer hijo estuvo en el origen de la decisión de interrumpir la gestación del segundo en la semana 21 de gestación, además, de causar un trastorno adaptativo. Todo esto pudo haberse evitado de haber accedido a esa información con anterioridad."
No obstante, la resolución ha sido recurrida ante los juzgados de lo Contencioso al considerar que la cuantía de 32.000 euros no repara de forma integral del daño causado.