martes, 14 de marzo de 2017

La barrera más importante para la implantación de las TICs en salud es la humana - Sociedades Científicas - Elmedicointeractivo.com

La barrera más importante para la implantación de las TICs en salud es la humana - Sociedades Científicas - Elmedicointeractivo.com

El Médico Interactivo



La barrera más importante para la implantación de las TICs en salud es la humana

Es preciso realizar proyectos pilotos para trabajar en la implementación global y estratégicas de las TIC en salud, se resalta en el ‘Foro sobre Innovación e-Health’, organizado por SEDISA en Bilbao
Euskadi tiene ventaja debido a su importante apuesta en esta área desde hace años, un sistema de información común o la participación en proyectos europeos, gracias a la colaboración de Kronikgune


Profesionales de los equipos directivos de Osakidetza y el Departamento de Salud del Gobierno Vasco se han reunido en Bilbao para analizar dos de los retos más importantes de la implementación de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) en salud: la relación entre la tecnología y la humanización de la salud y la utilidad del Big Data y Small Data en el ámbito de la salud. El encuentro, celebrado en el Hospital Galdakao-Usansolo bajo el título ‘FORO sobre INNOVACIÓN e-Health: Las TICs al servicio de la salud de las personas’, ha sido organizado por la Sociedad Española de Directivos de la Salud (SEDISA) y la Organización Sanitaria Integrada (OSI) Barrualde-Galdakao.
Entre los objetivos del Foro destacan, según Jon Guajardo Remacha, director gerente de la OSI Barrualde-Galdakao, vicepresidente segundo de SEDISA y coordinador del encuentro, “visibilizar y poner en común las experiencias que se están llevando a cabo en el marco de la eHealth, así como crear un punto de encuentro donde profesionales sanitarios, responsables de los sistemas informáticos y directivos analicen hacia dónde se debe seguir trabajando”.
En este sentido, el presidente de SEDISA, Joaquín Estévez, resalta que “se debe dar el salto de la realización de proyectos pilotos para trabajar en la implementación global y estratégicas de las TIC en salud. Sólo de esta forma y a través de la evaluación y la obtención de resultados en salud y eficiencia es posible que crear un marco real en el que la eHealth aporte calidad y sostenibilidad”.
En esta línea, aunque existe un gran número de barreras, la más importante según los expertos es la humana. “El 80 por ciento del éxito de la implantación de un proyecto de eHealth es el factor humano”, explica Marisa Merino, directora gerente de la OSI Tolosaldea, quien ha tratado el tema de las soluciones tecnológicas en el abordaje de la cronicidad, uno de los ámbitos sanitarios en los que hay mayor experiencia. “No obstante, en este ámbito, como en todo el sanitario en general, existe una falta muy importante de medición de resultados y evidencias. Éste es, junto con las barreras humanas, uno de los motivos principales que dificulta pasar del proyecto piloto a la implantación global y estratégica de las TIC en salud”.
Euskadi tiene una posición avanzada debido, entre otros factores, a una importante apuesta en esta área desde hace años, la existencia de un sistema de información común, las lecciones aprendidas de múltiples experiencias y la participación en diversos proyectos europeos, gracias a la colaboración de Kronikgune, el centro de investigación en cronicidad del Departamento de Salud del Gobierno Vasco.
Algunos ejemplos consolidados son la estratificación poblacional iniciada ya en 2011 o la creación de modelos de simulación de eventos discretos para estimar el consumo de recursos de una u otra intervención en el tiempo y, de esta forma, poder tomar decisiones con más y mejor información. Otros proyectos en los que se está trabajando en este momento son, por ejemplo, el diseño de un software para cribado automático de retinopatía diabética, o la aplicación de una herramienta de apoyo al diagnóstico médico a partir de datos no estructurados de la historia clínica electrónica.

Humanización y tecnología

Lejos de sustituir el papel del médico, las TIC facilitan la comunicación con los pacientes y la propia labor de los profesionales sanitarios. En palabras de José Manuel Ladrón de Guevara Portugal, director gerente de la OSI Donostialdea, “no podemos olvidar que el fin último es el paciente y que la aplicación de la tecnología en salud debe girar en torno a la mejora de la calidad asistencial y de la salud”. Para ello, es necesario humanizar las organizaciones, “algo que tiene como enemigos la hiperespecialización de los profesionales sanitarios, el hecho de que con frecuencia los pacientes depositen un alto nivel de expectativas en las técnicas, por delante de los profesionales, y de que las terapias y procesos se orienten al tratamiento de enfermedades y no de pacientes”.
En definitiva, se trata de focalizar el uso de la tecnología para conseguir los beneficios de la misma en cada protagonista del sistema. “Darle al paciente la normalización en su vida cotidiana y libertad, que los clínicos puedan acceder a la información en cualquier lugar y utilizarla de forma integrada y que se mejore la relación con otros profesionales, haciendo posible la mejora de la continuidad asistencial y posicionar las TIC como algo que aporte eficiencia en la gestión”, explica Jon Guajardo Remacha.
En la necesidad de tener una visión global y estratégica para conseguir que las TIC aporten, de verdad, calidad y eficiencia, sin olvidar que el objetivo es el paciente, los directivos tienen un papel fundamental. En palabras del presidente de SEDISA, “al igual que ocurre en los profesionales sanitarios, hay distintos niveles de implicación por parte de directivos de la salud en la implementación de las TIC en salud, si bien para que esa implementación sea estratégica para la organización, es fundamental el liderazgo profesional de los directivos, que lideren el cambio y la transformación del sistema en el marco de la eHealth”.