lunes, 6 de marzo de 2017

Los entornos insalubres matan a 1,7 millones de niños al año, según la OMS - DiarioMedico.com

Los entornos insalubres matan a 1,7 millones de niños al año, según la OMS - DiarioMedico.com



CONTAMINACIÓN, AGUA, HIGIENE, TABACO...

Los entornos insalubres matan a 1,7 millones de niños al año, según la OMS

La OMS ha cifrado en 1,7 millones las muertes anuales de menores der 5 años vinculadas con entornos insalubres: contaminación, aguas en mal estado, falta de higiene, humo de tabaco, etc., se relacionan con más de 1 de cada 4 casos de muertes por diarrea, malaria y neumonía.
Redacción   |  06/03/2017 11:51
 
 

Menores en África.
Menores en África, el continente más afectado por entornos insalubres. (DM)
La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha publicado este lunes un informe en el que relaciona más de una de cada cuatro muertes en menores de 5 años con la salud medioambiental, cifrando los fallecimientos vinculados con la contaminación, el estado del agua, los entornos insalubres, etc., en 1,7 millones al año.
"Un medio ambiente contaminado es mortal, especialmente para los niños pequeños, ya que el desarrollo de sus órganos y sistemas inmunes, así como su tamaño y el de sus vías respiratorias les hacen más vulnerables al aire sucio y al agua no potable", ha dicho la directora general de la OMS, Margaret Chan.
Además del riesgo de parto prematuro por salud materna, la exposición interior y exterior a la contaminación del aire y al humo aumentan el riesgo de padecer enfermedades respiratorias crónicas, cardiacas, cáncer y cerebrovasculares en la edad adulta.
Según la OMS, en torno a 570.000 niños menores de 5 años mueren cada año por infecciones respiratorias (por ejemplo, neumonía) atribuibles a la contaminación del aire en interiores y exteriores. Además, más de 360.000 morirían por diarrea, como resultado de la falta de acceso al agua potable, saneamiento e higiene; unos 270.000 fallecerían durante su primer mes de vida por estas mismas condiciones; 200.000 por malaria, y otros 200.000 por envenenamiento, caídas y ahogamientos.
María Neira, directora del departamento de Salud Pública, Medio Ambiente y Determinantes Sociales para la Salud de la OMS, ha señalado que "un entorno contaminado es una carga  para la salud infantil; es necesario invertir en la eliminación de los riesgos ambientales como, por ejemplo, mejorando la calidad del agua y promoviendo el uso de combustibles más limpios".
Por otro lado, la OMS también ha advertido de que los residuos eléctricos y electrónicos, como teléfonos móviles muy antiguos, exponen a los niños a una serie de toxinas que aumentan el riesgo de déficit de atención, daño pulmonar, cáncer e, incluso, reducen su coeficiente intelectual. Según recuerda, se prevé que la generación de estos residuos aumente un 19 por ciento entre 2014 y 2018, llegando a los 50 millones de toneladas.
El aumento de las temperaturas y de los niveles de dióxido de carbono, como consecuencia del cambio climático, elevan asimismo niveles de polen y los casos de asma en niños, algo a lo que también afectan la contaminación del aire, el humo del tabaco y la humedad en los interiores de las viviendas, concluye la OMS.