martes, 7 de marzo de 2017

Madrid: las sociedades rechazan limitar la edad de atención pediátrica - DiarioMedico.com

Madrid: las sociedades rechazan limitar la edad de atención pediátrica - DiarioMedico.com



POR EL DÉFICIT DE ESPECIALISTAS

Madrid: las sociedades rechazan limitar la edad de atención pediátrica

La Consejería de Sanidad de Madrid estaría estudiando que en ciertos casos los niños mayores de 7 años fueran atendidos por los médicos de adultos por la falta de especialistas en Pediatría, según han denunciado las asociaciones profesionales. La Administración insiste en que apuesta "por el modelo vigente".
Nuria Monsó. Madrid   |  07/03/2017 14:14
 
 

La Consejería de Sanidad de Madrid estaría estudiando diferentes propuestas para hacer frente a la carencia de especialistas en Pediatría en la región. Algunas serían que en ciertos casos los niños mayores de 7 años fueran atendidos por los médicos de adultos o bien reconvertir vacantes en plazas de Medicina de Familia.
Se trata de dos medidas que no han gustado a las asociaciones de Pediatría, que han publicado un comunicado conjunto firmado por las sociedades nacionales y regionales de Primaria (Aepap y Sepeap) y la Asociación Española de Pediatría (AEP) señalando que los niños deben tener una atención específica.
Al respecto, la Administración ha señalado en declaraciones a DM que se está trabajando con los profesionales en buscar "soluciones conjuntas para solventar la carencia de especialistas en la región" y que Sanidad "apuesta por el modelo de atención pediátrica vigente".
Según las asociaciones de Pediatría, el análisis realizado por la comunidad indicaría que en Madrid un 30 por ciento de las plazas de pediatra en los centros de salud están cubiertas por no especialistas. El documento de trabajo que se está elaborando "incluye distintas propuestas de mejora, algunas de ellas prometedoras. Otras, sin embargo, son difícilmente aceptables porque disminuirían la calidad de la atención a los niños y adolescentes", apuntan las asociaciones.
En particular, las propuestas que no gustan son la de "limitar la atención por parte de pediatras a los niños menores de 7 años de edad, mientras que los niños entre los 7 y los 14 años serían atendidos por médicos de adultos" y la de "adscribir a médicos de adultos a los niños de cualquier edad cuando haya dificultades para contratar pediatras", lo que en la práctica equivaldría a reconvertir plazas de Pediatría en otras de Medicina de Familia.
Dora Bejarano, presidenta de Asociación Madrileña de Pediatría de Atención Primaria (AMPap), apunta que "son propuestas que figuran en un borrador que se ha elaborado con carácter interno y que se debatiría con las sociedades, pero nosotros tenemos claro que con estas medidas sobre la mesa no pensamos negociar. El modelo actual es el que mejores resultados ha dado tanto en el ámbito asistencial como en eficiencia económica". Además, señala que no hay nada en el documento que les haga pensar de que se trata de "medidas que se aplicarían de forma excepcional" y temen que en la práctica "van a empeorar aún más el acceso a los pediatras".
Los profesionales señalan dos causas que explicarían el déficit de pediatras en atención primaria: la insuficiente oferta de plazas MIR y que las plazas en los centros de salud en general son poco atractivas para los profesionales. Al respecto, las organizaciones de Pediatría destacan que fundamentalmente el problema estriba en encontrar especialistas para los turnos de tarde exclusivos de 14 a 21 horas, "con condiciones laborales mejorables y sin posibilidades de conciliación laboral y familiar".
Según datos de la Asociación Madrileña de Pediatría de Atención Primaria (AMPap) correspondientes al año 2014, el 65 por ciento de las plazas de Pediatría de los centros de salud de Madrid son de turno de tarde, con un 35 por ciento de turno de tarde exclusivo.
En cambio, según datos recientes recopilados por la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria (AEPap), hay 27 provincias de nuestro país donde no existen plazas de pediatría en horario exclusivo de tarde, y en otras 13 donde menos del 10 por ciento de las plazas son en horario de tarde. En resumen, "en 40 de las 50 provincias españolas se ha encontrado una alternativa a los turnos que impiden la conciliación de los profesionales, garantizando así una asistencia de calidad a la población".
Bejarano señala que "no estamos en contra de que haya atención por la tarde, porque además suponemos que se demanda, pero creemos que se pueden explorar otras alternativas, como los turnos rotatorios".