viernes, 17 de marzo de 2017

Prisión e inhabilitación a un médico por la amputación de una pierna a una gimnasta - DiarioMedico.com

Prisión e inhabilitación a un médico por la amputación de una pierna a una gimnasta - DiarioMedico.com





JUZGADO PENAL DE VIGO

Prisión e inhabilitación a un médico por la amputación de una pierna a una gimnasta

Un juzgado de Vigo ha condenado a dos años de prisión y cuatro de inhabilitación a un cirujano acusado de amputar la pierna a una deportista de élite. Según el fallo, se omitieron la práctica de pruebas diagnósticas complementarias.
D. Carrasco. Madrid   |  16/03/2017 18:02
 
 

Alfonso Iglesias
Alfonso Iglesias, abogado de la Asociación de Errores Médicos. (DM)
El Juzgado de lo Penal número 3 de Vigo ha condenado a dos años de prisión y cuatro de inhabilitación para el ejercicio de la profesión médica al traumatólogo del centro El Castro-Hospital Perpetuo Socorro de Vigo, al que considera responsable de un delito de lesiones por imprudencia grave por la atención a la deportista Desirée Vila, a la que amputaron una pierna.
El fallo también condena al cirujano a indemnizar a la joven gimnasta en más de 2,15 millones de euros, así como en los gastos previsibles de asistencia sanitaria y por incremento de costes de movilidad; cantidades de las que deberán responder conjunta y solidariamente el acusado, dos aseguradoras y el centro médico El Castro.
Esta resolución, que podrá ser recurrida en apelación ante la Audiencia Provincial de Pontevedra, se corresponde con la petición que hizo la Fiscalía, y supone una rebaja respecto a la solicitud de tres años de prisión y cuatro de inhabilitación que hizo la acusación particular. Por su parte, las defensas del médico, del centro médico y de las aseguradoras pedían la libre absolución, según informa Europa Press.
Desirée Vila tuvo un grave accidente cuando entrenaba y como consecuencia sufrió rotura de tibia y peroné. Aunque inicialmente la llevaron al hospital Fátima, fue trasladada al centro médico El Castro -Hospital Perpetuo Socorro, donde fue intervenida. Finalmente, complicaciones vasculares obligaron a llevarla al hospital Povisa, donde tuvieron que amputarle parte de la pierna.
La sentencia comparte los razonamientos de Alfonso Iglesias, abogado de la Asociación de Errores Médicos, al considerar que se omitió la realización de "pruebas diagnósticas complementarias" que hubieran servido para descartar lesiones vasculares en la arteria poplítea o que permitieran el diagnóstico y el tratamiento en tiempo idóneo.
En este sentido, el facultativo obvió "la urgencia del cuadro clínico" de la paciente, por lo que dilató los plazos de tiempo para su "adecuado tratamiento". Una cuestión que comprometía la viabilidad de la extremidad lesionado. El magistrado insiste en que dicho retraso "influyó causalmente" en que se la tuvieran que acabar amputando.