martes, 7 de marzo de 2017

Protagonismo biomédico en el comité asesor de la Agencia de Investigación - DiarioMedico.com

Protagonismo biomédico en el comité asesor de la Agencia de Investigación - DiarioMedico.com



COMITÉ CIENTÍFICO Y TÉCNICO

Protagonismo biomédico en el comité asesor de la Agencia de Investigación

De los doce miembros del Comité Científico y Técnico de la Agencia Estatal de Investigación, cuatro tienen relación con el ámbito biomédico y sanitario: Ana María Cuervo, Ángela Nieto, José María Ordovás y Antoni Esteve.
José A. Plaza   |  07/03/2017 08:00
 
 

Ya se conocen los miembros del Comité Consultivo de la Agencia Estatal de Investigación, su principal órgano asesor. Son doce científicos de renombre entre los que hay cuatro pertenecientes al ámbito biomédico y sanitario, dos mujeres y dos hombres.
Los cuatro nombres ligados a l salud y la medicina son Ana María Cuervo (codirectora del Instituto Einstein para la Investigación del Envejecimiento en Nueva York), Ángela Nieto (investigadora en el Instituto de Neurociencias del CSIC-Universidad Miguel Hernández de Elche), José María Ordovás (director del laboratorio de Nutrición y Genómica en la Universidad de Tufts de Boston) y Antoni Esteve, exdirector de Laboratorios Esteve y vicepresidente de Farmaindustria.
De esta forma, la industria se hace un hueco asesor en la Agencia, al ser Esteve el único miembro del comité que no es investigador. Cabe recordar que uno de los retos de la agencia es potenciar la colaboración público-privada.
Los otros ocho componentes del comité son Luis Fernando Álvarez-Gascón, especialista en ingeniería aeronáutica; Manuel Arellano, economista; Avelino Corma, químico; Violeta Demonte, lingüista; Alberto Enciso, matemático; Luis Liz Marzán, física de nanopartículas; Susana Marcos, especialista en óptica, y Carme Torras, experta en robótica e inteligencia artificial.
Con estos nombramientos, la Agencia Estatal de Investigación cumple una promesa (de nuevo, con cierto retraso) incluida en sus estatutos, que "no supondrá incremento de dotaciones, retribuciones ni de otros gastos de personal". Los doce elegidos estarán seis años en el cargo; el comité tse renovará "por tercios cada dos años, determinando por sorteo el tercio que deba ser renovado por primera vez".
Caso año y medio después de crearse, la Agencia aún no tiene director. La creación de este comité era un paso obligado antes de nombrarlo, ya que los estatutos señalan que el director "será nombrado y separado por el Consejo Rector a propuesta de su presidente, oído el Comité Científico y Técnico". Cabe recordar que la única representación biomédica en el citado Consejo Rector es la de la científica Margarita Salas.
Según lo estatutos de la Agencia, el director debe ser un investigador "de reconocido prestigio y experiencia en materia de investigación científica y técnica tanto a nivel nacional como internacional, con experiencia en puestos directivos y conocimientos y experiencia en la gestión de políticas de I+D".
Prevista desde hace años en la Ley de Ciencia y finalmente creada a final de 2015, el año pasado se fue construyendo el armazón de la Agencia, con desarrollos internos que apenas se han hecho públicos. En 2017 debería estar plenamente activa para mejorar la gestión de los fondos destinados a I+D.
Gestionará el 75 por ciento de todos los créditos no financieros para investigación que hay actualmente, lo que representa alrededor de 700 millones de euros, permitirá contar con una planificación plurianual de los gastos, reducirá la carga administrativa, agilizará la interacción con los investigadores e impulsará la captación de recursos privados.